Calidad de vida regional: una mirada mirada previa al estallido social en Valparaíso

  • El estudio, a cargo del investigador de P!ensa Gonzalo García y cuyo trabajo de campo finalizó el 18 de octubre de 2019, muestra los principales dolores de la región de Valparaíso previo al estallido social.
  • Todas las materias fueron a la baja, equipamiento urbano experimentó un alza, pero sigue siendo la peor evaluada y el índice regional cae en comparación al 2018.

El pasado 11 de diciembre en el Valparaíso Sporting, la Fundación P!ensa dio a conocer los resultados de la versión 2019 de su Encuesta Regional de Calidad de Vida “P!ensa 18”.

 El estudio, ejecutado junto con Ipsos, es un esfuerzo mancomunado entre la Fundación P!ensa y la Caja 18, con el propósito de describir la calidad de vida de los residentes de las 10 comunas más pobladas de la región de Valparaíso. La medición, consideró entrevistas a 1.650 personas de manera presencial, entre el 5 de septiembre y el 18 de octubre de este año, instancia en la que se midió la satisfacción de la ciudadanía en aspectos como servicios domiciliarios, seguridad pública, salud, educación, equipamiento urbano, transporte, medio ambiente, bienestar individual, social y material, y condiciones laborales, entre otros.

Gonzalo García, investigador de la Fundación P!ensa, comentó que esta encuesta, única en su tipo en la región, revela una fotografía exacta de los principales problemas de la región en materia de calidad de vida previo al estallido social.

ÍNDICE DE CALIDAD DE VIDA

La Encuesta Regional de Calidad de Vida “P!ensa 18” opera con un índice de percepción de calidad de vida calculado por la suma de porcentajes de evaluaciones con nota 6 y 7 en cada uno de los indicadores, cuyo valores mínimo y máximo se encuentran entre 0 y 1000, de ese modo, se evidenció una baja en todas las áreas evaluadas a excepción del equipamiento urbano que presentó un alza, sin embargo, continúa siendo la dimensión peor percepción de calidad por los habitantes de la región de Valparaíso, en cuanto a nivel región, experimentamos una baja de 472 puntos del 2018 y registrar un índice de 443 este año.

El ámbito mejor evaluado fue servicios para la vivienda, pese a la importante baja en la percepción de calidad durante este 2019, otra baja importante en comparación con la medición del año anterior, se evidenció en satisfacción con la vida.

En cuanto a las comunas, Los Andes es la que mejor calidad reporta en la medición con 504 puntos de un total de 1000, Valparaíso la última con 406 y destaca Concón con una fuerte alza de 422 puntos del 2018 a 486 en la medición de este año.

SALUD

En materia de salud, la encuesta muestra una mejoría en la calidad de infraestructura y la calidad de atención del personal, sin embargo, áreas como el acceso y la calidad de los servicios de salud bajan en su evaluación de calidad.

“Los servicios para la salud, en general presentan una disminución en comparación con el año pasado. Es grave considerando que esta es una de las demandas de la ciudadanía de la región, comentó García”

SEGURIDAD

En términos de seguridad, las personas se sienten más seguras en espacios cerrados como su vivienda o en su lugar de trabajo, bajando la percepción en esta materia en la ciudad en la que residen y espacios públicos.

En este sentido, el investigador precisó que “la novedad más relevante es que en la ciudad nos sentimos muy inseguros, esto incluye espacios como parques y plazas. Es decir, en donde yo me encuentro con el otro, hay poca seguridad”.

TRABAJO

Otro aspecto evaluado fue el empleo, en donde un 76% de la población declara que el ingreso familiar mensual alcanza para el mantenimiento familiar, pero de ello, un 43% no tiene la capacidad de ahorrar.

En este sentido, Gonzalo García comentó que “el 67% de las personas vive al límite, es decir no sería capaz de soportar alguna urgencia doméstica como una enfermedad catastrófica”.

TRANSPORTE Y MOVILIDAD

En términos generales, el transporte de nuestra región no se encuentra bien evaluado, si bien la frecuencia del transporte público diurno tiene una leve mejoría en percepción de calidad, todos los indicadores se encuentran bajo el 40% de evaluación positiva, destacando la baja en la calificación del precio del pasaje en relación a la calidad del transporte interurbano que llega a un 23%.

VER INFORME COMPLETO DE LA ENCUESTA