¿A dónde van nuestros impuestos?

Pedro Fierro Zamora
Director de Estudios Fundación P!ensa

Fundación P!ensa funciona en base al anhelo de que la región de Valparaíso sea la mejor zona para vivir de Chile. Con ese propósito declarado, han sido distintas las acciones con que hemos pretendido contribuir a mejorar la calidad de vida de los habitantes de esta zona. Es por eso que desde el inicio mismo del proyecto, hace ya 4 años, hemos estado involucrados y comprometidos con la efectiva descentralización de nuestro país. 

Este esfuerzo se ha dado en diversos frentes. En un inicio, a través de la participación formal en la otrora comisión presidencial en descentralización y desarrollo territorial, convocada alguna vez por la presidenta Bachelet. Luego, a través de una participación activa en la discusión legislativa que devino en la elección democrática de los gobernadores regionales. Más recientemente, en el diseño de una propuesta que asegurara competencias en los gobiernos locales. Junto a esto, hemos realizado ya tres cátedras universitarias de descentralización – en conjunto con la Fundación Edmundo Eluchans – y diversas acciones comunicacionales en virtud de concientizar sobre una problemática que, pese a su gravedad, parece estar aún lejos de ser una de las prioridades ciudadanas.

Sin embargo, en este incipiente camino recorrido, hemos también reconocido los riesgos que podrían producirse en razón del proceso de descentralización que se iniciará con la elección de los gobernadores regionales y con el traspaso de algunas competencias al nivel subnacional, Considerando la próxima discusión política y legislativa en torno a la descentralización fiscal (ley de rentas regionales), en P!ensa hemos decidido hacer frente al usual argumento capitalino con que nos hemos topado desde los inicios de esta historia: “Para qué quieren más plata, si se la van a robar”.

De esta forma, hemos lanzado esta semana nuestra nueva plataforma “P!ensa Transparente”, la cual permitirá a cualquier ciudadano chileno conocer el destino del Fondo Nacional de Desarrollo Regional, que reparte anualmente cerca de 900.000 millones de pesos. En concreto, podremos observar geolocalizadamente a quién, para qué y cuánto se ha transferido desde el gobierno regional, pudiendo incluso interactuar con los datos entregados.

Como ya ha señalado Jaime Lindh, investigador a cargo de este proyecto, la intención es no quedarnos sólo en la crítica y el diagnóstico, sino que también hacernos cargo – desde nuestro rol como sociedad civil – de ciertas problemáticas públicas que han aquejado históricamente a nuestra zona. Buscamos que el ciudadano sea consciente del destino de su dinero, con información simple y de fácil acceso.

Si bien consideramos que esta iniciativa significa un aporte real en miras de una eventual descentralización fiscal, estamos igualmente conscientes respecto a que sigue siendo un primer acercamiento que debiese enmarcarse en esfuerzos integrales en el combate de la corrupción subnacional. Por eso, el llamado es a todas las instancias de la sociedad civil a trabajar en pos de la transparencia. Solo en conjunto podremos promover la ciudadanía consciente y participativa que el país y la región necesita.

*Publicada en El Mercurio de Valparaíso el 29 de julio de 2018.