Gran acuerdo regional por la paz y la dignidad

En el difícil y desafiante momento que vive nuestro país, urge comprometernos a trabajar arduamente en la construcción de un Chile más justo que ofrezca dignidad a todos sus habitantes. Este nuevo Chile podrá decidir si expresarse en una nueva Constitución.

El único camino para avanzar en este sentido es hacer un esfuerzo entre quienes pensamos distinto, acordando una salida democrática del conflicto a través de un diálogo honesto y sin condiciones, donde primen:

  • El respeto absoluto a la democracia.
  • La condena a la vulneración de los derechos humanos o a la integridad física de cualquier habitante de nuestro país.
  • El rechazo al uso de la violencia como forma de manifestación.
  • Los procedimientos institucionales para el diálogo y una propuesta de cambios destinados a implementar las legítimas aspiraciones de chilenos y chilenas.

Quienes suscribimos estamos convencidos que solo es posible disentir y construir desde la paz, independiente de nuestras legítimas diferencias.

Valparaíso, noviembre 14 de 2019