La culpa de la fiebre no es del termómetro

Maximiliano Duarte y Valentina Vargas
Investigadores Fundación Piensa

Desde el 2014 en Fundación P!ensa trabajamos en la ejecución de la encuesta de calidad de vida P!ensa18, instrumento que nos permite indagar en cómo los habitantes de la región perciben su calidad de vida. Por lo mismo, y pese a la labor desempeñada en 5 años, llama profundamente la atención que algunas autoridades sigan optando por la evasión cuando los resultados no les favorecen, obviando el peso de la realidad.

 Como hemos destacado desde un inicio, la única finalidad de este estudio es que los tomadores de decisiones tengan una herramienta fiable que describa la percepción de los habitantes de la región, para que así puedan elaborar e implementar políticas públicas que vayan en beneficio de todas las personas. Para efectos de asegurar la objetividad y rigurosidad del instrumento, hemos encargado a la empresa global GFK Adimark, ahora IPSOS, el levantamiento de datos. No hace falta dedicar mayores líneas para explicar la amplia reputación de esta compañía, cuyo prestigio es reconocido a nivel internacional. Gracias a su apoyo técnico, hemos logrado durante cinco años un hito pionero, siendo la única región que cuenta con una iniciativa de este tipo.

Ninguna persona que sepa de encuestas pondría en duda la metodología y representatividad de nuestro estudio, el que cuenta con un diseño muestral probabilístico estratificado aproporcional y con sorteo trietápico a la hora de definir manzanas, hogares y encuestados.  Hablamos de un instrumento que considera 1650 entrevistas cara a cara y que abarca a las 10 comunas más pobladas de las 7 provincias continentales de la región. Con un grado de confianza de 95% y un margen de error de tan sólo un 2,41%.

Además de esto, quien haya revisado los resultados del 2018 se habrá percatado que la comuna con mejor calidad de vida es La Ligua, cuyo alcalde, Rodrigo Sánchez, pertenece al Partido Comunista. También se habrá percatado que la segunda es Quilpué, liderada por Mauricio Viñambres del Partido Socialista. Y que la tercera comuna es Los Andes, que tiene como alcalde a Manuel Rivera de la UDI.          ¿Será necesario resaltar que este estudio no esconde ninguna finalidad político partidista?.

Desconocer la rigurosidad técnica de este instrumento implica poner en duda la buena gestión de los alcaldes ya mencionados, lo que a nuestro parecer es injusto. Los resultados son los que son, y describen fielmente la opinión de los habitantes de nuestro territorio. Por esta razón, hacemos la invitación a aquellas autoridades de las comunas mal evaluadas a que asuman los resultados con humildad, se pongan manos a la obra y dejen de culpar al termómetro de la fiebre. Sólo así cambiarán la percepción negativa de quienes los han escogido para asumir el desafío de mejorar la calidad de vida de nuestros compatriotas.

*Publicada en El Mercurio de Valparaíso el 12 de diciembre de 2018.